Menu

Ministros Nórdicos: Derechos Humanos y Democracia

Ministros nórdicos se expresan sobre los derechos humanos y democracia como la clave para no dejar a nadie atrás en la lucha global contra COVID-19

La pandemia de COVID-19 amenaza con acelerar las tendencias globales de retroceso democrático y debilitamiento del respeto por los derechos humanos. La desigualdad existente se está intensificando, golpeando con mayor dureza a quienes ya están marginados, sometidos a discriminación, y viven en la pobreza.

Los gobiernos nórdicos abogan por la cooperación internacional, la solidaridad, los derechos humanos y la democracia en la lucha contra la pandemia. Las medidas de respuesta desproporcionadas pueden tener repercusiones graves y de gran alcance para los derechos humanos y los principios democráticos. Nos preocupa que algunos gobiernos se estén aprovechando de la pandemia usándola como pretexto para violar los derechos humanos, reducir el espacio democrático y rediseñar el campo de juego global.

Afortunadamente, hemos visto actuar a la comunidad internacional. El secretario general de la ONU, António Guterres, ha liderado el camino al pedir un alto el fuego global para que el mundo pueda concentrarse en la lucha contra la pandemia y al colocar los derechos humanos en un primer plano. El sistema de derechos humanos de la ONU, el sistema humanitario y de desarrollo de la ONU y la Organización Mundial de la Salud han desempeñado un papel de liderazgo al abordar los importantes desafíos de COVID-19.

En apoyo a dichos esfuerzos, nuestros cinco gobiernos se esfuerzan por asegurarse de que los Derechos humanos, la democracia, el estado de derecho y la igualdad de género estén en el centro de la respuesta global inmediata y a largo plazo. Debemos reconstruir mejor y más ecológicamente, y estamos dispuestos a mostrar liderazgo en el fortalecimiento de la cooperación internacional en los años venideros.

Con ese fin, debemos hacer cuatro cosas:

Debemos movilizarnos internacionalmente. La pandemia de COVID-19 es una crisis humana que se está convirtiendo rápidamente en una crisis de derechos humanos. Mediante los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la comunidad internacional se ha comprometido a no dejar a nadie atrás. Debemos mantener este compromiso y garantizar que todas las medidas respeten los Derechos Humanos.

Debemos garantizar la transparencia y el acceso a información confiable. Las voces de los medios independientes y de la sociedad civil, incluidos los defensores de los Derechos Humanos, deben ser protegidas y promovidas. Su seguimiento y presentación de informes contribuirán a que los gobiernos rindan cuentas. También es imperativo que contrarrestemos la desinformación y la propaganda, y trabajemos en estrecha colaboración con los medios de comunicación, las empresas de tecnología, el sector privado y la sociedad civil, así como con otras partes interesadas.

Debemos asegurar una perspectiva transformadora de género en la respuesta global. La pandemia está relacionada con un aumento de los niveles de violencia sexual y de género y prácticas nocivas. Además, el pleno disfrute de la salud y los derechos sexuales y reproductivos (SDSR), como el acceso a anticonceptivos modernos, el aborto seguro y legal y la educación sexual integral, ha empeorado considerablemente.

La carga que el COVID-19 significa para los sistemas de atención de salud no debe usarse como excusa para restringir los servicios de salud y derechos sexuales y reproductivos para todas las mujeres y niñas. Estamos unidos para eliminar la discriminación estructural y continuaremos promoviendo el empoderamiento económico y político de la mujer y su disfrute pleno e igualitario de todos los derechos humanos, incluida la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

Por último, debemos permanecer alerta para garantizar que las normas y principios internacionales no se deslicen. Cualquier acción para luchar contra COVID-19 no debe socavar el derecho internacional, la democracia o las instituciones democráticas.

Ha llegado el momento de movilizarse para proteger y fortalecer el sistema multilateral y el orden internacional basado en normas. Las instituciones multilaterales necesitan apoyo político y financiero. Y es necesario reforzar la confianza del público en la democracia y las instituciones democráticas.

El 11/9 tuvimos un debate con los principales representantes de las Naciones Unidas, la Unión Europea, el Consejo de Europa, la UNESCO, la OSCE y la sociedad civil. Juntos, respaldamos nuestras palabras con acciones, asumiendo el liderazgo para garantizar que los derechos humanos, la democracia, el estado de derecho y la igualdad de género estén en el centro de la respuesta y la recuperación del mundo.

Estamos preparados para compartir la experiencia nórdica respecto a generar confianza combinando liderazgo con transparencia y cooperación entre instituciones gubernamentales nacionales y locales, así como con la sociedad civil. También estamos preparados para utilizar nuestra voz y experiencia cuando los derechos humanos, la democracia, el estado de derecho y la igualdad de género se vean amenazados.

La respuesta a la pandemia no debe hacerse a costa de democracias más débiles o más violaciones de derechos humanos. Por el contrario, un enfoque basado en la democracia, la igualdad de género y los derechos humanos es clave para combatir el COVID-19 y hacer realidad la Agenda 2030. 

Dinamarca: Ministro de Relaciones Exteriores, Sr. Jeppe Kofod. Ministro de Cooperación al Desarrollo, Sr. Rasmus Prehn.

Finlandia: Ministro de Relaciones Exteriores, Sr. Pekka Haavisto. Ministro de Cooperación al Desarrollo y Comercio Exterior, Sr. Ville SkinnariIslandia.

Islandia: Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional para el Desarrollo, Sr. Gudlaugur Thór Thórdarson

Noruega: Ministra de Relaciones Exteriores, Sra. Ine Eriksen. Søreide.                Ministro de Desarrollo Internacional, Sr. Dag-Inge Ulstein.

Suecia: Ministra de Relaciones Exteriores, Sra.  Ann Linde.                                   Ministro de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Sr. Peter Eriksson.

Artículo oficial (en inglés) 

Última actualización 11 sep. 2020, 12.00