Menu

Suecia destina 65 millones de coronas suecas (7.2 M USD aprox.) para Ayuda Humanitaria

01 feb. 2019

Suecia destina 7.2 M USD para la atención de la crisis regional por el flujo masivo de migrantes venezolanos, así como para la atención de necesidades humanitarias en Colombia generadas por el conflicto armado. Este apoyo se extenderá a organizaciones internacionales que llevan a cabo acciones en temas de protección, seguridad alimentaria y nutrición, y salud.

• Estos fondos se destinarán a atender la crisis humanitaria generada por el flujo masivo de migrantes venezolanos a la región.

 

• Los fondos incluyen también apoyo humanitario a Colombia para dar respuesta a las necesidades de la población colombiana afectada por el conflicto armado.

 

La difícil situación humanitaria, económica y social en Venezuela ha afectado a un gran número de personas y países. Apenas el año pasado, alrededor de 1.9 millones de venezolanos abandonaron su país. Alrededor de un millón de personas vinieron a Colombia solo en 2018.

En Venezuela los desafíos son grandes, la hiperinflación ha llevado a la pérdida del poder adquisitivo de millones de ciudadanos, lo que hace que muchos no puedan comprar alimentos y otros suministros. Adicionalmente, el sistema de salud se encuentra colapsado. 

Suecia está motivada a actuar para aliviar, en la medida de sus capacidades, la precaria situación de la población frente a la falta de medicamentos, suministros médicos, servicios públicos, alimentos entre otros. Las consecuencias de esta situación tienden a intensificarse. Por esto Suecia, a través de la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Sida por sus siglas en inglés), ahora brinda apoyo de 65 millones de Coronas Suecas (SEK), lo que equivale a unos 7.2 M USD.

Nueve de cada diez hospitales tienen falta de medicamentos y otros suministros médicos, y solo uno de cada diez salas de emergencias, quirófanos y trabajos de cuidados intensivos están en funcionamiento. Las enfermedades infecciosas que antes no se veían con frecuencia, como el sarampión, la malaria y la difteria, han aumentado considerablemente: dice Susanne Mikhail, Jefa de Ayuda Humanitaria en Sida. 

 

Los 7.2 M USD se destinarán para la atención de la crisis regional por el flujo masivo de migrantes venezolanos, así como para la atención de necesidades humanitarias en Colombia generadas por el conflicto armado. Este apoyo se extenderá a organizaciones internacionales que llevan a cabo acciones en temas de protección, seguridad alimentaria y nutrición, y salud. Además, se brindará asistencia psicosocial y legal a los venezolanos que intentan establecerse en países de la región. Es importante mencionar que en 2018 Suecia ya había destinado un presupuesto aproximado de 8.22 M USD para la atención de la crisis migratoria venezolana en la región.  

Muchos de los venezolanos que salen de su país están completamente desamparados y muchas veces caminan a pie durante varias semanas, algunos por toda Colombia, para después seguir a Ecuador o Perú. En las zonas fronterizas entre Venezuela y Colombia, la situación humanitaria es difícil, con grandes inseguridades, grupos armados ilegales y rutas de narcotráfico. Por lo tanto, los migrantes de Venezuela no solo necesitan ayuda con alimentos, ropa y esfuerzos de salud, sino también protección para evitar que sean víctimas de abuso, violencia y tráfico.  

Suecia es un socio para la paz y el desarrollo sostenible. Vemos la difícil situación de venezolanos que van a otros países de la región en busca de mejores condiciones y que, en medio de condiciones precarias, día a día trabajan por salir adelante en sus países de acogida. La situación de la población venezolana en general nos necesita en este momento a la comunidad internacional y organismos multilaterales: Tommy Strömberg, Embajador de Suecia en Colombia.

 

Los recursos arriba mencionados se suman a los más de 7.64 M USD de fondos humanitarios que Suecia ha destinado entre 2016 y 2018 para atender y aliviar las necesidades de la población colombiana afectada por el conflicto armado.

Sida también co-financia el llamamiento conjunto del ACNUR y la OIM, las organizaciones de las Naciones Unidas que ayudan a los refugiados y migrantes.