Nace VIVAS, más que un nombre, una identidad

05 mar. 2021

VIVAS: visibles, valientes, autónomas y seguras: Ese es el nuevo nombre que recibe el proyecto de cooperación financiado por la Embajada de Suecia e implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Esta iniciativa busca contribuir a la eliminación de las violencias basadas en género y a promover la autonomía de las mujeres en territorios en donde se adelantan procesos de reincorporación.

Desde septiembre de 2019, las mujeres en proceso de reincorporación han venido trabajando para que tanto ellas como las mujeres y niñas de ocho territorios de Colombia, sean autónomas y puedan vivir sintiéndose seguras en el marco del proyecto para la Implementación de planes de prevención de violencias basadas en género y promoción de la autonomía de mujeres en tránsito a la vida civil (FASE II). Por eso, y con el objetivo de visibilizar estas acciones, en alianza con Pacifista!, lanzamos VIVAS, la marca de este proyecto y el nombre, imagen e identidad que representa a las mujeres en proceso de reincorporación que están construyendo paz en Colombia.

VIVAS: visibles, valientes, autónomas y seguras es el nuevo nombre que recibe este proyecto, financiado por la Embajada de Suecia, e implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en coordinación con las mujeres en proceso de reincorporación, que busca contribuir desde el enfoque de prevención de violencias basadas en género a la reincorporación integral y la autonomía política, social y económica de las mujeres excombatientes.

VIVAS es el resultado de un proceso participativo, en el que, a través de entrevistas y grupos focales, se recogieron las voces, experiencias y puntos de vista de las mujeres en proceso de reincorporación para plasmar en un nombre y una imagen la identidad de este proyecto. Una vez recolectada esta información, se construyó VIVAS, una marca que  busca resaltar el papel de las mujeres dentro de sus comunidades y sus esfuerzos por hacer visible su trabajo diario y adquirir roles de liderazgo en los territorios, enfrentarse con valentía a los desafíos de la reincorporación integral, promover su autonomía y la de otras mujeres que habitan en áreas rurales del país, e incidir desde sus acciones y planes de prevención ante las entidades responsables de garantizar su seguridad como mujeres y personas en proceso de reincorporación.  

“VIVAS es un ejemplo del compromiso en la construcción de paz de las mujeres excombatientes, las comunidades y las entidades gubernamentales en las zonas donde se desarrolla el proyecto. La implementación de los planes de prevención de violencia de género y la formación en programas transformadores de género, son avances importantes que contribuyen a transformar la vida de las mujeres y hombres en las regiones. Es un ejemplo de cómo Suecia contribuye a la paz, el desarrollo sostenible y la igualdad de género en Colombia”. Göran Paulsson, Jefe de Cooperación de la Embajada de Suecia.

Es por todo lo anterior que VIVAS no es solo un nombre y un logo, también es una identidad, pues es el resultado de la participación y trabajo en conjunto de mujeres y hombres en proceso de reincorporación que habitan en los ocho territorios en donde se implementa el proyecto: Caño Indio en Norte de Santander, La Carmelita en Putumayo, Popayán en Cauca, Pueblo Rico en Risaralda, Tierra Grata en Cesar, Mutatá en Antioquia, Vista Hermosa en Meta y La Montañita en Caquetá.

En este proyecto, que se encuentra en su segundo año de implementación, las mujeres lideran la implementación de planes de prevención de violencia basada en género en sus territorios, y, a través de la participación de hombres, mujeres, niños, niñas y adolescentes en cada una de estas acciones, fortalecen la vinculación de la comunidad y la institucionalidad en la consolidación de la paz. Por eso, se ha convertido también en un espacio para construir y deconstruir, junto a las comunidades de Antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (AETCR), y las Nuevas Áreas de Reincorporación (NAR), en torno a la reconciliación, la reincorporación integral y la prevención y eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas, procesos en los que las mujeres excombatientes son protagonistas.

La innovación, la creatividad y la resiliencia han caracterizado las labores de las mujeres en proceso de reincorporación que, en el marco de este proyecto, trabajan para prevenir la violencia basada en género. VIVAS: visibles, valientes, autónomas y seguras es un nombre que representa estos esfuerzos, así como el compromiso conjunto de la Embajada de Suecia en Colombia y OIM, con la prevención y eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas en Colombia” afirmó Ana Durán-Salvatierra, Jefe de Misión de la OIM Colombia.  

Última actualización 04 mar. 2021, 20.04